Procesos de
Fusiones y
Adquisiciones M&A

¿Hablamos de futuro?

Procesos de
Fusiones y Adquisiciones
M&A

¿Hablamos de futuro?

MINDHEAD, TU SOCIO ESTRATÉGICO
EN LA COMPRA Y VENTA DE EMPRESAS.

Un proceso de adquisición o venta de una empresa es un proceso complejo que puede durar varios meses o incluso años. En el caso de los mandatos de venta, es necesario preparar la empresa que quiere vender. Esto conlleva un inicio de valoración objetiva de la empresa y verificar los balances.

Puede que requiera escindir los activos que no sean afectos a la actividad de la empresa que, en la mayoría de casos, no tiene interés para los potenciales compradores. Necesitará tomar las acciones necesarias para que, cuando se produzca la venta, el impacto fiscal de la misma sea el más acotado posible para los accionistas. Además, deberá alinear la voluntad de los accionistas que vendan la empresa pues lo más probable es que tengan que mantenerse en la empresa durante un periodo de tiempo de 1 a 3 años.

Deberá gestionarse una transición ordenada pues es un valor para los potenciales compradores. De igual forma, pueden exigirse ciertos hitos en torno al pago de las acciones de la compra de la compañía, entre los que puede haber pagos aplazados, pagos en base al cumplimiento de una serie de hitos como pueden ser ventas, EBITDA y otras variables.

Contáctenos
para una consulta
gratis con nuestros
especialistas

MINDHEAD, TU SOCIO ESTRATÉGICO
EN LA COMPRA Y VENTA DE EMPRESAS.

Un proceso de adquisición o venta de una empresa es un proceso complejo que puede durar varios meses o incluso años. En el caso de los mandatos de venta, es necesario preparar la empresa que quiere vender. Esto conlleva un inicio de valoración objetiva de la empresa y verificar los balances.

Puede que requiera escindir los activos que no sean afectos a la actividad de la empresa que, en la mayoría de casos, no tiene interés para los potenciales compradores. Necesitará tomar las acciones necesarias para que, cuando se produzca la venta, el impacto fiscal de la misma sea el más acotado posible para los accionistas. Además, deberá alinear la voluntad de los accionistas que vendan la empresa pues lo más probable es que tengan que mantenerse en la empresa durante un periodo de tiempo de 1 a 3 años.

Deberá gestionarse una transición ordenada pues es un valor para los potenciales compradores. De igual forma, pueden exigirse ciertos hitos en torno al pago de las acciones de la compra de la compañía, entre los que puede haber pagos aplazados, pagos en base al cumplimiento de una serie de hitos como pueden ser ventas, EBITDA y otras variables.

Contáctenos
para una consulta
gratis con nuestros
especialistas

PASOS EN EL PROCESO DE COMPRA O VENTA DE UNA EMPRESA

1.

Reuniones preliminares y firma de NDA

Primero, contacto entre propietarios o directivos de las empresas. En esta etapa, se establecen los términos generales de la transacción, umbral de precio, staff, plazos y si hay conformidad por las dos partes se firma un acuerdo de no divulgación para proteger la información confidencial.

2.

Evaluación

En este punto, el comprador potencial realiza una evaluación inicial del objetivo para determinar si la transacción tiene sentido estratégico y financiero. Esto incluirá una revisión de los estados financieros, la estructura organizativa, los activos y pasivos, el historial de rendimiento y además de otros factores relevantes.

3.

Due Diligence

Si el comprador decide seguir adelante con la operación, este encargará un Due Diligence detallada donde participarán abogados mercantilistas, laborales, economistas y otros profesionales libre ejercientes que verifiquen que la información aportada en la fase de evaluación es veraz y si existe algún riesgo en la potencial compra de la sociedad.

4.

Firma del contrato y
cierre de la operación

Superada la Due Diligence con resultado satisfactorio, se procede a negociar y firmar el contrato definitivo que establece todos los términos de la transacción.

5.

Integración

La empresa compradora procede a integrar el negocio adquirido y ha realizar los cambios organizativos, de procesos de sistemas y otros que sean clave.

1.

Reuniones preliminares y firma de NDA

Primero, contacto entre propietarios o directivos de las empresas. En esta etapa, se establecen los términos generales de la transacción, umbral de precio, staff, plazos y si hay conformidad por las dos partes se firma un acuerdo de no divulgación para proteger la información confidencial.

2.

Evaluación

En este punto, el comprador potencial realiza una evaluación inicial del objetivo para determinar si la transacción tiene sentido estratégico y financiero. Esto incluirá una revisión de los estados financieros, la estructura organizativa, los activos y pasivos, el historial de rendimiento y además de otros factores relevantes.

3.

Due Diligence

Si el comprador decide seguir adelante con la operación, este encargará un Due Diligence detallada donde participarán abogados mercantilistas, laborales, economistas y otros profesionales libre ejercientes que verifiquen que la información aportada en la fase de evaluación es veraz y si existe algún riesgo en la potencial compra de la sociedad.

4.

Firma del contrato y cierre de la operación

Superada la Due Diligence con resultado satisfactorio, se procede a negociar y firmar el contrato definitivo que establece todos los términos de la transacción.

5.

Integración

La empresa compradora procede a integrar el negocio adquirido y ha realizar los cambios organizativos, de procesos de sistemas y otros que sean clave.

NUESTROS ESPECIALISTAS EN PROCESOS DE FUSIÓN Y ADQUISICIÓN